Consiguelas...

miércoles, 23 de abril de 2014

Día del libro con Pablo Neruda

Hola mis amores:

Y sí, no podía faltar un grande de la literatura como es Pablo Neruda. 

Les traigo uno de sus poemas muy acertado para este gran día.






Jardín de invierno

Pablo Neruda.
Llega el invierno. Espléndido dictado
me dan las lentas hojas
vestidas de silencio y amarillo.

Soy un libro de nieve,
una espaciosa mano, una pradera,
un círculo que espera,
pertenezco a la tierra y a su invierno.

Creció el rumor del mundo en el follaje,
ardió después el trigo constelado
por flores rojas como quemaduras,
luego llegó el otoño a establecer
la escritura del vino:
todo pasó, fue cielo pasajero
la copa del estío,
y se apagó la nube navegante.

Yo esperé en el balcón tan enlutado,
como ayer con las yedras de mi infancia,
que la tierra extendiera
sus alas en mi amor deshabitado.
Yo supe que la rosa caería
y el hueso del durazno transitorio
volvería a dormir y a germinar:
y me embriagué con la copa del aire
hasta que todo el mar se hizo nocturno
y el arrebol se convirtió en ceniza.

La tierra vive ahora
tranquilizando su interrogatorio,
extendida la piel de su silencio.

Yo vuelvo a ser ahora
el taciturno que llegó de lejos
envuelto en lluvia fría y en campanas:
debo a la muerte pura de la tierra
la voluntad de mis germinaciones.







martes, 22 de abril de 2014

Reseña - Pecador - Mary Calmes

Hola mis amores:

Y sí, volvieron las reseñas después de un tiempito largo. Hoy les traigo una de una serie de la que hemos hablado bastante.

Dreamspinner press hace poco publicó el libro cuarto de la saga Centinelas de Mary Calmes.

Debo decir que estaba ansiosa por leer esta historia. Al fin iba a conocer acerca de Raphael, el cazarrecompensas demoníaco quien siente una fuerte atracción por Jackson Tybalt, uno de los guardianes.

Decir que este amor parecía ser prohibido por no decir imposible, para mí era poco, pero al final estos dos personajes tienen su oportunidad en el peor momento posible para Jackson.

Como es de conocimiento para todos los que estamos siguiendo de cerca a esta saga, un “hogar” es lo más importante para un guardián. Lo mantiene en control y evita que se enloquezca a causa de sus poderes y lo que tiene que ver y vivir en su lucha diaria contra las fuerzas del mal. Pero encontrar a su hogar no es garantía de permanencia y esa ha sido la más dura de las lecciones para Jackson, quien pilla infraganti a Frank, su hogar, siéndole infiel con Rene Favreau, uno de los mejores amigos de Malic, uno de sus compañeros guardianes.

Al perder su hogar Jackson cada vez se hunde más y más en la oscuridad y entonces entra en juego Raphael, quien al principio no es claro lo que se trae entre manos al acercarse al guardián y darle lo que en ese momento más quiere: dolor y más oscuridad.

En mi opinión personal, siento que a esta historia le ha faltado. Me ha emocionado mucho leer acerca de estos dos personajes. Jackson pasando por su pérdida, y a pesar de ser un poderoso guardián, en cuestiones del amor no lo es tanto. Raphael logra llegar a acercársele de una manera algo siniestra. Y, a pesar que amo cómo escribe esta autora, la historia daba para un libro más extenso y desarrollado. Me quedó un sabor en la boca a poco. La unión de ellos se resolvió demasiado fácil, muy rápido. La historia en sí es emocionante, emotiva y esperada, pero con una trama algo revuelta y que podría haberse explotado mucho más.  A pesar de todo, para aquellos que seguimos la saga es un imperdible que no podemos dejar de leer.


Resumen

El guardián Jackson Tybalt siempre ha sido uno de los buenos, hasta que descubre al hombre al que ama besando a otro. Traicionado y furioso, Jackson comienza a jugar con el peligro y la muerte, ignorando los ruegos de los demás Guardianes para que vaya con cuidado. Su estado de ánimo no es el más recomendable para iniciar un romance, pero eso no detiene a Raphael, el kyrie, que más que nada desea poseer a Jackson. 
Jackson no desea un Hogar, no desea un amante… solo busca oscuridad y dolor, y Raphael está dispuesto a darle lo que quiere. Pero a veces los pecados de la carne son lo que el cuerpo necesita para vendar las heridas del corazón, y Raphael ocultará la ternura que siente por Jackson mientras el Guardián siga vistiendo los hábitos del Pecador.




domingo, 20 de abril de 2014

Hola mis amores:

Aun no hemos llegado a los 160 me gusta para saber más de Remi. ¡Vamos, a seguir jugando que aun tengo mucho para contar de este lindo lobito!

Hoy es Pascua y quería regalarles, una postal con un lindo conejito. ¿Se imaginan a Alex disfrazado de conejo de Pascua? Bueno... si quieren leer el corto de Pascua deben seguir jugando y superar los 200 me gusta. 


¡A seguir jugando que el premio vale la pena!




Dios, quiero un conejo así, ¿y ustedes?







sábado, 19 de abril de 2014

Seguimos jugando con MDLHA, ¿te animás?

LO HEMOS LOGRADO. Y ahora en mi face de autora ya está la siguiente pista.



Estoy segura que quieren un regalo para Pascua, ¿verdad? Pues... Sigan participando, sumemos más “me gusta”. ¡Subamos las apuestas! Si pasamos los 160 "me gusta" pondré más sobre Remi y si pasamos los 200 les regalo un pequeño corto de Pascua por  mi face. ¿Se animan?

Y ya saben, si quieren el regalo ¡no se olviden de dar "me gusta".


viernes, 18 de abril de 2014

Juegos, pistas, regalos... ¿te atrevés?

Hola a tod@s:

Quería ponerle un poco más de suspense a nuestros días, jugar un poco juntos para divertirnos. ¿A que extrañan los juegos, eh? Sí, yo también jejejeje Así que, en función de que somos almas jugadoras y nos gustan las adivinanzas e ir develando misterios, quería proponerles un pequeño juego por las próximas semanas.

¿Y de qué va la cosa?

Bueno, aquellos que son seguidores de mi página face de autora ya han tenido la oportunidad de ver el cover de la próxima novela de MDLHA. Sí, se viene Remi… pronto.

Ahora, mi face de autora tiene  119 me gusta. Empezaré a dejar pistas en el face cada 10 me gusta nuevos que tenga en mi página de autora. Empezaré por recrear quién es Remi desde Génesis, pasando por Cody hasta llegar al próximo libro que saldrá a la venta en unas semanas.

Así que ahora les dejo el cover de Remi y unas fotitos que he subido ayer al face que tienen estrecha relación con la historia de Remi. Y cuando haya al menos 129 me gusta, empezará el juego. Yo estoy dispuesta a jugar, ¿y ustedes?


No descarto la posibilidad de regalar alguna otra obra en el futuro, pero ¡necesito interés de su parte para que valga la pena hacerlo! Y, seguramente, lo haré a través del face así que si no quieren perderse nada, no se olviden de marcar  “me gusta” en mi página de autora y estarán al tanto de las novedades…. Y de algunas historias.




¿Qué tendrá que ver este teatro y la imagen de abajo? ¿Te lo imaginás?




Da "Me gusta"







jueves, 17 de abril de 2014

Reseñas de mis novelas por C. Santana

Holaa a todos:

Los invito a visitar el blog de C. Santana y leer las reseñas que esta gran escritora ha realizado de mis novelas a la venta en Khabox Tienda. Agradezco a Caro por tan lindas palabras. 

Por otro lado, aprovechen a visitar el blog y darle una probadita a las partes tan divinas que ella comparte con nosotros sobre su última novela "Todo llega"...








Y ya saben... para comprar las novelas pueden hacerlo en...


o en










miércoles, 16 de abril de 2014

Hola a tod@s:

Me siento muy feliz de poder recomendarles dos estupendos libros que saldrán a la venta el próximo miércoles, día del libro, en Khabox Tienda.

Dos nuevos autores compartirán con nosotros sus creaciones. Espero que los acompañen en su aventura y que los apoyen comprando sus libros.


Galia Leroy nos deleitará con una historia distinta de lobos. El comienzo de una saga más que interesante y atrayente. Esta saga pertenece al género homoerótico, así que, para los amantes de los lobos que aúllan a  la luna, ¡esta es su novela!

Les dejo el estupendo videotrailler que ha creado la editorial para esta libro.






Y para los amantes de los libros con suspense y muertos que vuelven a la vida, no se pueden perder la estupenda novela de Sebastián Marin. Sí, ya sé, esta no es homo, pero ¿acaso importa? La novela está genial y sé que mis seguidores leen de todo, así que no me pueden fallar, o a Sebas, ¿verdad?

Les dejo, una vez más, el estupendo videotrailler que ha creado la editorial para esta libro.




Si quieren saber más sobre Sebas y poder leer unos artículos muy interesantes sobre su libro, visiten su página de face, allí encontrarán material muy bueno.




Y ya saben, la cita es le miércoles 23 de abril en...








lunes, 14 de abril de 2014

BUENA SEMANA!!


Un beso...
Una caricia íntima en los labios
que se buscan, que se encuentran
que se apretan suaves uno contra el otro.

Una lengua...
Que busca el sabor
de ese beso que empieza,
y danzan en un baile sensual

Un aliento...
Compartido, jadeante,
urgente que acompaña la danza
que no puede enfriar el fuego de la pasión.

La pasión...
Un volcán que derrite todo a su paso.
La saliva caliente que el aliento no puede enfriar
y la humedad que no puede calmar el fuego.

Un fuego...
Que ni la brisa, ni el agua consiguen apagar,
una pasión que lo alimenta
con el vals sensual de dos lenguas,
y los labios se apretan desesperados uno contra el otro.

Un simple beso... Una tormenta de amor.

Por Rub Mat

domingo, 13 de abril de 2014

Hola a todos!!

Y hoy estoy con la resaca del festejo de mi cumpleaños y con ganas de saborear una escena de mis lindos boxeadores. ¿Se animan a acompañarme? 

Este es un recuerdo de Dominic... pronto si se portan bien les traeré más. Y, si les pica el bichito de la curiosidad, no se pierdan de adquirir la novela.


Ya saben dónde comprarla pero, por las dudas, les dejo los enlaces.
Y no se olviden que en Khabox Tienda pueden adquirir la versión ilustrada que está para chuparse los dedos.







Estaba a un costado del cuadrilátero, observando cómo los dos hombres allí se enfrentaban. Ambos estaban vestidos sólo con unos pantaloncillos; sus manos vendadas y enfundadas en guantes rojos. Un casco protector cubría casi completamente sus cabezas, dejando una rendija para sus ojos y sus bocas que portaban protector bucal haciendo que los labios fueran más gruesos, más carnosos, provocadores.
Yo, con apenas catorce años, ya sabía que me gustaban los hombres. Las niñas me parecían bobas, pero ver un cuerpo musculoso sudando en el cuadrilátero me excitaba tanto que tenía que salir corriendo a mi casa para masturbarme.
Aquel día no fue la excepción. Francisco y Manuel estaban midiendo sus habilidades. El sudor corría por sus torsos desnudos, sus músculos se tensaban y sus ojos se alineaban unos a los otros. Se estudiaban, analizando los puntos débiles de su oponente.
Una derecha que acertó en el blanco hizo que Manuel se tambaleara. La campana sonó y yo salí de mi sueño húmedo en un segundo. La voz chillona de mi padre hizo que mi erección muriera. Mi polla, ahora flácida, no revelaba el momento de excitación y necesidad que había vivido hacía solo un instante.
—¡Dominic! ¿Dónde se metió ese muchacho? —La voz estridente de mi padre, il Signore Carlos Petrucci, resonó en el cuadrilátero. El silencio precedió a sus gritos y yo salí de mi escondite—. Ahí estás, ven, acércate —exigió mi padre mirándome con esos ojos que parecían descubrir cada sucio pensamiento en mí.
Junto a mi padre estaba un muchacho extranjero, alto, de piel morena y ojos de un verde muy claro. Me lo quedé mirando, maravillado. Llevaba ropa holgada por lo que no pude distinguir si tenía buena musculatura o era un debilucho como yo.
—Padre, ¿qué necesitas? —pregunté acercándome a él, con algo de temor en mi voz.
—Este es Xander Samaras. Su familia acaba de llegar a Italia desde Grecia. Su padre empezó a trabajar como entrenador para mí. Xander practicará contigo en el cuadrilátero. Ya es hora que empieces a demostrar tu valía como hombre.
—¿Yo, pelear? —pregunté casi con un chillido ahogado. Jamás le replicaba a mi padre, eso sería un suicidio, pero ahora estaba tan aturdido que el temor por los posibles golpes que recibiría a causa de mi atrevimiento estaba olvidado en algún rincón de mi cerebro.
Mi padre estaba rojo por la furia y, si las miradas mataran, de seguro yo ya estaría muerto. Tragué el nudo que se había formado en mi garganta, mis ojos aguados ya sintiendo la azotaina que vendría al llegar a casa.
—¿Acaso no soy claro cuando hablo, muchacho? Vayan a cambiarse, los quiero a los dos en el cuadrilátero. ¡Ahora! —Sus gritos fueron acompañados por los gestos obscenos de sus manos.
Sin perder tiempo, giré y corrí hacia los vestuarios seguido de cerca por Xander. Allí estaba el asistente del entrenador de los boxeadores, sonriendo maliciosamente.
—Dominic, vas a tener que trabajar mucho para poder satisfacer a tu padre.
—Enrico, no necesito tus burlas ahora —gruñí lleno de rabia. Él solo tenía algunos años más que yo pero se creía muy maduro y superior.
—Cuando sea entrenador harás lo que yo diga y sin rechistar —me gritó Enrico con furia. El chico tenía agallas para gritarle al hijo del jefe, eso debía reconocérselo.
En silencio, me desvestí y me puse unos pantaloncillos reglamentarios de color azul para enfrentarme a Xander.
 Cuando me acerqué a Enrico para que me colocara las vendas en las manos, casi me caigo de culo al ver a Xander en todo su esplendor. Su torso era amplio y musculoso, su piel lisa y con poco vello. Quería pasar la lengua por toda esa sedosa y brillante piel sin detenerme, al sur, hasta atrapar entre mis labios la gruesa y larga polla que seguramente Xander tendría. La cintura de los pantaloncillos amarillos dejaba ver su ombligo y sentí la necesidad de lamerlo. En su lugar, pasé la lengua por mis labios, saboreando anticipadamente esa piel más oscura que la mía que brillaba a la luz estridente del vestuario.
Sacudiendo la lujuria fuera de mi cabeza, ofrecí las manos a Enrico y pronto estuve listo para colocarme los guantes y dirigirme al cuadrilátero.
Me sentía nervioso, era la primera vez que mi padre se había dignado a fijarse en mí, en hacer que demostrara mis habilidades. Yo había entrenado en silencio; corría, saltaba la soga y daba golpes en el saco de boxeo. Pero jamás había estado frente a frente con un oponente. Odiaba defraudar a mi padre y hacer el ridículo, pero parecía que siempre conseguía ese efecto. Ahora tenía que hacer mi mejor esfuerzo. No conocía a Xander, tal vez el chico era un buen boxeador, tal vez iba a derribarme en el primer golpe. Tal vez…
La campana sonó y volví a la realidad. Vi rápidamente el cuerpo musculoso de Xander tensarse, subir los puños en alto y arremeter contra mí. Se veía tan jodidamente caliente que me quedé quieto, mirando, esperando. El golpe llegó demasiado pronto y caí al suelo.

Había sido demasiado bueno para ser cierto. El mundo a mi alrededor se oscureció y lo último que escuché en la lejanía fueron los gritos de mi padre maldiciéndome y la dulce, rica voz en mi oído de Xander que me decía: “Lo lamento”.